Ayuda

Extractores atmosf茅ricos

 

Los extractores atmosféricos son el tipo de extractores de aire más utilizados en el sector industrial debido a que son altamente eficientes y tienen un muy bajo costo de operación. El uso de un extractor de aire está reglamentado en el sector industrial, pues este aparato ayuda a mantener en buen estado el aire del espacio en que está instalado, garantizando la seguridad y salud de quienes ocupan el lugar.

Los extractores de aire son aparatos que funcionan de manera similar a un ventilador, es decir, mediante un sistema de astas en movimiento, pero se diferencian en que los extractores, aspiran el aire de una habitación y expulsan al exterior humedad, malos olores, humo, gases y polvo, mientras que los ventiladores convencionales sólo dispersan el aire en la habitación. Gracias a los extractores de aire, incluso un espacio reducido que no cuente con otros medios de ventilación, puede mantener un aire purificado y libre de sustancias en suspensión.

Un extractor de aire estabiliza la temperatura del ambiente, mantiene un nivel de humedad sano para el humano y propicio para la conservación de materiales en almacenes y bodegas; elimina los olores y contaminación provocados por las actividades que se desempeñen en el interior, desde cocinar hasta soldar y hacer uso de pintura y solventes. Los extractores atmosféricos o eólicos, son un tipo de extractores de aire que se caracterizan por no utilizar energía eléctrica, por ser muy silenciosos, requerir poco mantenimiento, extraer grandes volúmenes de aire y ser resistentes y duraderos. 

Los extractores atmosféricos se instalan en el techo al exterior, de manera que aproveche la energía del viento para funcionar. Están compuestos por tres partes: base, extractor eólico y clapeta. La base del extractor es la parte en soporta el cuerpo del aparato y que permite su instalación en cualquier tipo de techo; el extractor eólico es comúnmente llamada “cebolla” y se compone de una parte giratoria anclada a una fija que lo asegura a la base; la clapeta es un obturador que se encuentra presente sólo en algunos modelos de extractores y sirve para cerrar el paso del aire o regular su salida y se activa por una llave desde el exterior o cadenas desde el interior.

Los extractores de este tipo operan ininterrumpidamente, pues su funcionamiento además de basarse en el aprovechamiento de la energía eólica, se fundamenta en la diferencia de temperatura entre el interior y exterior del espacio.

Un extractor atmosférico acciona su funcionamiento cuando el interior del recinto se encuentra a 3ºC o cuando el viento tiene una velocidad de 3km/hr. Son resistentes al agua y se fabrican en lámina galvanizada, acero inoxidable, aluminio y fibra de vidrio. Los de lámina y aluminio tienen un recubrimiento de esmalte alquidálico para prevenir la corrosión, y los de acero inoxidable están recubiertos de pintura electrostática para garantizar mayor durabilidad.

Existen modelos industriales y modelos domiciliarios de extractores atmosféricos. Los industriales miden desde 380Mm hasta 750Mm de diámetro y pueden utilizarse para ventilar desde pequeños talleres hasta grandes industrias de cualquier ramo, así como para la ventilación de criaderos, invernaderos, almacenes y bodegas.

Los extractores domiciliarios miden  desde 100Mm hasta 300Mm de diámetro y su instalación se puede hacer desde en cuartos de baño, cocinas, cuartos de lavado y recámaras hasta en estadios cubiertos, piscinas climatizadas, salones, auditorios y locales comerciales como restaurantes, bares y tiendas.

Los extractores atmosféricos se presentan en diferentes modelos con dimensiones que van desde las 12 hasta las 40 pulgadas. La elección del modelo ideal corresponderá a las dimensiones del espacio en que se instalará pues esto determinará el volumen de aire a extraer. Para elegir el nivel de extracción del equipo se deberá obtener el volumen del cuarto, multiplicando la altura, por la base por la profundidad, siendo necesario que la capacidad de extracción del equipo sea 10 veces superior al volumen de aire del espacio en que se instale, lo que asegurara la correcta extracción y purificación del ambiente.

Instalar un extractor atmosférico es bastante sencillo pues sólo es necesario hacer una perforación en el techo donde se colocará la base del extractor fijada con remaches o pijas. Es importante que el espacio donde se instalará el extractor cuente con fuentes de ventilación para compensar la salida del aire a través del extractor, de manera que se cree un equilibrio entre la salida y entrada del aire: ubicar ventanas de manera estratégica permitirá una buena circulación del aire que garantizará una buena ventilación.

La instalación de un extractor atmosférico tiene muchas ventajas: mejora la calidad de aire al eliminar sustancias suspendidas, malos olores, polvo y exceso de humedad en el ambiente; equilibra la temperatura del interior del recinto con la exterior, no produce ruido, no consume energía eléctrica ni requiere mantenimiento y opera durante todo el día, lo que es sinónimo de un alto ahorro en la preservación de un ambiente sano y una opción amigable con la naturaleza. Te recomendamos que consultes a un especialista para la elección e instalación de un extractor atmosférico.

En Nakomsa, contamos con un amplio catálogo de extractores atmosféricos para uso industrial y domiciliario, con las mejores marcas que te garantizarán funcionalidad y durabilidad. Te invitamos a dejarnos tus datos a través de nuestro formulario o ponerte en contacto con nosotros a través de nuestros números telefónicos y con gusto uno de nuestros ejecutivos te atenderá para darte toda la información que necesitas, estamos para servirte. 

Complementa tu compra con: