Deshumidificadores

De entre la variada gama de productos que han surgido, fruto del esfuerzo científico e ingenieril,  para uso doméstico o industrial, destacan los humificadores, como uno de los grandes inventos del siglo XX que han proporcionado gran ayuda en los modos de vida de la población mundial y en los procesos productivos tanto de las grandes como las empresas pequeñas, gracias a su poderoso potencial en la regulación ambiental y en la eliminación del exceso de líquidos dispersos en diversas zonas factoriales o residenciales.

¿En qué consisten las labores que caracterizan a todos los tipos de deshumidificadores? Estos son instrumentos cuya función es eliminar o reducir la cantidad de humedad presente en un determinado espacio vital. ¿Por qué las familias y los negocios en todos los rincones del planeta, deberían implementar en su vida cotidiana un aparato con tales funciones? Es sencillo de responder: estos equipos eliminan rastros de humedad, la cual sirve como caldo de cultivo para la generación de organismos perjudiciales para los recintos y la salud de los individuos, desde microorganismos dañinos como las bacterias y los microbios,  hasta organismos más complejos como insectos, hongos y moho. 

 

Deshumidificadores

 

 

 

 

 

 

 

 

Ese es uno de los grandes beneficios que proporcionan los deshumidificadores en el interior de las áreas habitables o no habitables, regular la porción de líquidos que imperan en un ambiente y con ello evitar el surgimiento de plagas u otra materia organizada capaz de dañar las estructuras de las fábricas y las viviendas.

Entre otros beneficios que resulta necesario mencionar, se encuentran la eliminación de los olores diversos que pueden presentarse con la acumulación de humedad y que vuelve insoportable la estancia en un determinado lugar además de prevenir problemas relacionados con el sistema respiratorio, como las alergias, los resfriados, etc.

Las industrias implementan con regularidad este tipo de tecnología (sobre todo aquellas industrias en las cuales son elevados los niveles de vapor y humedad) gracias al cuidado y a la manutención que brindan en las maquinarias y en los instrumentos que conforman las zonas industriales.

Asimismo, estos equipos evitan que se efectúen diversos procesos químicos que requieran de humedad para su reacción e inhibe la posibilidad de que se genere oxidación en las herramientas, en las estructuras de las edificaciones y en el material de trabajo de las factorías permitiendo también la conservación de las paredes, el techo, el piso, los muebles, entre otros objetos presentes en el interior de cualquier área. 

Estos aparatos reguladores de la humedad han sido utilizados a través del desarrollo humano para una amplia diversidad de aplicaciones; por ejemplo, se tiene registro de que los ancestros más claros de estos instrumentos se utilizaban en los motores de los barcos para evitar la corrosión, la condensación y la generación de organismos en este transporte.

También se sabe de otro antecedente histórico de los deshumidificadores modernos en imprentas de la primera década del siglo XX, este era utilizado para regular el calor y la humedad ambiental con la finalidad de que las tintas se adhirieran al papel sin dificultad. No fue sino después de la primera mitad del siglo XX que estos productos comenzaron a popularizarse y a distribuirse en el mercado, creándose con el pasar de los años una gran diversidad de productos cada vez más perfeccionados.

Los equipos que Nakomsa ofrece al público consumidor a través de su catálogo de productos son acordes a las variadas exigencias y necesidades de las personas habituadas a los lugares húmedos.

Contamos con distintas marcas y precios según el uso que se quiera hacer de estos aparatos, además de que cada uno de los deshumificadores que colocamos a la venta garantiza la reducción efectiva de líquido (desde 10 hasta 157 litros es el rango de remoción)  y cumplen con altos estándares de calidad, por lo cual no se arrepentirá de cada peso que proporcione a esta familia empresarial con su compra la cual hace posible que continuemos colocando productos excelentes en el mercado nacional.

Los deshumidificadores o humidificadores ayudan a disminuir o aumentar el porcentaje de humedad en el medio ambiente. En Nakomsa contamos con una amplia gama de productos avanzados, diseñados para la reducción efectiva de los problemas implicados con la alta presencia de humedad, es por ello que se considera como una tecnología que llegó para volver más confortable y práctica la vida de las personas en todo el mundo.

Los residenciales son aparatos diseñados especialmente para eliminar eficazmente los problemas que generan el exceso de humedad en el ambiente. Estos equipos pueden ser portátiles que funcionan aspirando el aire por un ventilador, la humedad es recogida y se almacena en una bandeja que se encuentra en el mismo equipo o por medio de una manguera conectada al mismo llevada a una tubería de desagüe. 

En el caso de los industriales son utilizados en procesos farmacéuticos, fabricación o almacenaje de productos donde es necesario un control extremo del porcentaje de humedad.

Estos equipos pueden ser portátiles o instalados en ducto, lo cual requiere de una instalación más específica. Estos equipos se miden por la cantidad de pintas o litros a extraer que van desde 14 hasta 285 pintas.

Para la selección del equipo es importante conocer el porcentaje de humedad relativa deseada, ya que existen dos tipos de equipos con matriz desecante o compresor rotativo. 

Para un mejor desempeño de un equipo que controle la humedad es necesario su funcionamiento en áreas cerradas, ya que su efectividad depende de la velocidad a la que entra en el ambiente el aire nuevo cargado de humedad.

Pero ¿cómo funciona un deshumidificador? Cuando la unidad se inicia el ventilador comienza a tomar aire de humedad a través de circuitos refrigerantes de deshumidificación. Los circuitos condensan o toman humedad del aire y el aire fluye a través de las rejillas superior hace el ambiente en forma de aire seco, caliente. La humedad que se ha sacado del aire se recoge en un recipiente en la parte frontal del deshumidificador.

Las unidades generalmente están diseñadas para operar 5° C y 96°C. El circuito del compresor por lo general tiene un encendido programado automáticamente de 3 a 5 minutos si la unidad es apagada y encendida rápidamente. Esto evita que el compresor se recaliente y la posible rotura del cortacorriente.

El control de humedad en una casa habitación es de vital importancia para la salud el cual evita enfermedades como alergias, asma etc. En el ramo industrial es importante este control para procesos alimenticios y farmacéuticos principalmente.

No dude en convertirse en uno de nuestros estimables clientes al adquirir alguno de los deshumidificadores que ponemos a su disposición: ejemplos excelentes en la remoción del exceso de líquido, que no debería faltar en su oficina, su fábrica y su hogar.