Ayuda

驴Por qu茅 usar deshumidificadores en casa?

 

Las casas habitación sufren diferentes tipos de daños a causa de la humedad. Los factores que influyen en la presencia de la humedad en una vivienda son diversos y principalmente tienen que ver con la propiedad porosa de los materiales con que se construyen.

Agentes climatológicos, ausencia de aislantes térmicos, una mala ventilación, las características del terreno, fallas en la construcción y averías en tuberías y sistemas de desagüe pueden provocar que los niveles de humedad en una casa superen los porcentajes aceptables para la salud, poniendo en riesgo la vida de sus habitantes y la integridad de la estructura arquitectónica.

El exceso de humedad daña las paredes creando manchas que reflejan el deterioro interno de los muros y del techo, esta humedad se pasa fácilmente al mobiliario disminuyendo su tiempo de vida y dejando marcas que lo vuelven desagradable a la vista. Los libros y la ropa también se ven afectados por la humedad que, además de genera un olor molesto, favorece la reproducción de bacterias, moho y ácaros.

La presencia de humedad en casa afecta la calidad de aire y vuelve a sus habitantes más propensos a contraer infecciones pulmonares, asma y sinusitis. Del mismo modo puede ser causante del incremento del dolor en personas con enfermedades reumáticas. 

Es muy común que asociemos los problemas de  humedad con la temporada de lluvias pues las fuertes precipitaciones generan concentraciones de agua en los techos y ésta se filtra a través de los muros sin embargo, la humedad no es exclusivamente un problema que provenga del exterior de las viviendas. La temperatura al interior de las casa en relación con la temperatura exterior, la cantidad de personas que la habitan y la realización de actividades que generen vapor de agua como lavar, cocinar e incluso ducharse con agua caliente, inciden en el aumento de la humedad, principalmente cuando se cuenta con una mala o nula ventilación.

Para evitar los perjuicios del exceso de humedad que pone en riesgo nuestra salud y resulta sumamente molesta, es importante emplear los materiales y aislantes apropiados desde el momento de la construcción, y aplicar un diseño estratégico que permita una correcta ventilación al exterior. Contar con sistemas de calefacción y ventilación pueden ayudar a disminuir los niveles de humedad, así como hipermeabilizar y atender de inmediato las averías en tuberías.

También es recomendable que los calefactores, los baños, la cocina y las máquinas de lavado y secado tengan ventilación al exterior o en su caso, contar en casa con extractores de aire destinados a apoyar la ventilación de esos espacios que generan el vapor de agua que incrementará notablemente los problemas de humedad interior.

Una alternativa eficaz e inmediata para disminuir los niveles de humedad en casa y en cualquier espacio cerrado, es el uso de deshumidificadores.

Los deshumidificadores son aparatos que por medio de ventiladores, filtran la humedad del aire y la desechan directamente al desagüe haciendo que a través de su rejilla superior fluya aire seco y caliente. Existen de dos tipos: de condensación y de sistema desecante. Los que funcionan por condensación comprimen el aire de la atmósfera hasta que el vapor de agua  que contiene, se condense. Los de sistema secante extraen el vapor de agua a través del uso de sustancias químicas.

Para uso residencial se recomiendan los deshumidificadores que funcionan por condensación, éstos están diseñados para extraer desde 5 litros y hasta 50 litros de humedad por día. Para elegir un deshumidificador es necesario tener en consideración las dimensiones del espacio donde vaya a ser ubicado. En el mercado se encuentran disponibles una amplia gama de equipos con diseños, colores y características específicas distintas, consulta a un especialista que te ayude a elegir el equipo que se adapte mejor a tus necesidades.

Para instalar un deshumidificador es necesario recurrir a un experto y ubicarlos en un lugar cercano a un enchufe eléctrico y a un conducto del desagüe y en los casos de equipos más grandes, puede resultar necesaria la intervención de un arquitecto, de un ingeniero y un fontanero para su correcta instalación. Los deshumidificadores son completamente seguro ya que cuentan con un sistema de encendido y apagado programado automáticamente que evitará sobrecargas y cortocircuitos.

El uso de un deshumidificador representa muchísimos beneficios, sin embargo es importante que tomes en cuenta que el aire seco que genera, liberado del vapor de agua, será un aire caliente que puede aumentar la temperatura del espacio en que se encuentre el aparato.

Los deshumidificadores son una opción excelente para controlar el nivel de humedad en el hogar garantizando la salud y comodidad de tu familia. Te recomendamos que cuentes con ventilación al exterior y que optes por un modelo poco ruidoso y fácil de transportar.

En Nakomsa, podrás encontrar un amplio catálogo de productos, entre los que se encuentran equipos de calefacción, ventiladores, extractores, entre otros, siempre contando con la mejor calidad y precio. Si deseas información sobre sobre sistemas para controlar la humedad en tu casa o empresa te invitamos a contactarnos a través de nuestro formulario o a llamarnos a cualquiera de nuestros teléfonos y con gusto te atenderemos para darte toda la información y asesoría que necesitas.

Complementa tu compra con: