Ayuda

Calefacci贸n port谩til

 

Durante el invierno y en la temporada de lluvias la temperatura puede llegar a descender a niveles que además de resultarnos incómodos, pueden afectar nuestras actividades cotidianas y poner en riesgo nuestra salud. Cuando el frío es muy intenso invade incluso los espacios cerrados, principalmente porque las construcciones no están diseñadas para aislar la temperatura del ambiente.

En la actualidad, el cambio climático que experimenta la tierra hace que las variaciones de temperatura se vuelvan impredescibles. Por lo anterior cada vez resulta más común que en temporadas en que acostumbrábamos poner en funcionamiento ventiladores y el sistema de aire acondicionado para contrarrestar el intenso calor, ahora nos encontremos con lluvias torrenciales e inusuales descensos de temperatura que nos hacen buscar, incluso durante el verano, una fuente de calefacción.

La resolución inmediata a los problemas de las bajas temperaturas es resguardarnos en lugares cerrados. Sin embargo, como mencionábamos anteriormente, el frío se cuela al interior y existen algunas construcciones con interiores muy fríos, que se mantienen a bajas temperaturas incluso cuando la región es atravesada por fuertes olas de calor. Del mismo modo, hay áreas del hogar, oficinas y establecimientos comerciales que se caracterizan por ser fríos.

Instalar un sistema de calefacción es una excelente alternativa para crear ambientes cálidos que nos resguarden de las bajas temperaturas, sin embargo, para tratar zonas particulares especialmente frías el uso de calefactores portátiles puede resultar la resolución más eficaz.

Los calefactores portátiles se caracterizan por ser de tamaño reducido, generar poco ruido y ser fáciles de usar y transportar. Son ideales para calentar áreas específicas como la parte inferior de mostradores, mesas y escritorios y con algunos modelos especiales, incluso superficies de trabajo. Existen en diferentes modelos, los más populares suelen ser eléctricos y estar fabricados de cerámica y se presentan en forma rectangular y compacta pero también los puedes encontrar en forma de torre o con diseños creativos y elegantes que emulan pequeñas chimeneas.

Especialmente durante el invierno son bastante comunes los reportes de incendios y accidentes provocados por el uso calefactores portátiles. Los calefactores portátiles son populares por ser utilizados como suplemento a los sistemas de calefacción que, aunque representen una buena inversión, son más caros y muchas veces no se adaptan a nuestras necesidades, principalmente si cambiamos de residencia a menudo.

Pero si consideramos que el principal factor que influye en la alta tasa de percances ocasionados por calefactores portátiles, es su mal uso, no debemos preocuparnos si tomamos las medidas de seguridad necesarias para su emplazamiento, de esta manera funcionarán correctamente y sin generar riesgos mayores.

Para elegir un calefactor portátil te recomendamos que adquieras un equipo avalado por su cumplimiento de las normas de seguridad, que cuente con un interruptor automático que apague el equipo en caso de que se sobrecaliente y que tenga integrado un termostato que te permita regular la temperatura. Antes de comenzar a usar un calefactor es importante que leas el manual y sigas las instrucciones de fábrica para su correcto uso y mantenimiento.

Al instalarlo, colócalo siempre sobre superficies regulares evitando alfombras, muebles, manteles, repisas y cualquier área que ponga en juego la estabilidad del equipo. Ubica el calefactor en un sitio alejado de zonas de tránsito continúo como pasillos y entradas, y al menos a un metro de distancia de objetos inflamables como muebles y cortinas.

Para mantener en buen estado tu equipo de calefacción y para que funcione perfectamente, es necesario que lo limpies con regularidad para evitar la acumulación de polvo, pelusa o cadáveres de insectos y que no utilices extensiones o adaptadores multicontacto para conectarlo, esto evitará sobrecargas eléctricas.

Es importante nunca dejar el calefactor sin supervisión: apágalo y desconéctalo a la hora de dormir y para hacer la limpieza del área en que esté ubicado. Si en casa hay niños pequeños o mascotas, mantenlos siempre alejados del calefactor pues el contacto directo con éste puede ocasionar quemaduras y shock eléctrico.

Si notas algo extraño en el funcionamiento del calefactor apágalo inmediatamente y acude al soporte técnico para que lo revisen y le hagan las reparaciones necesarias. Recuerda que es más importante mantenerte seguro que mantenerte caliente, no pongas en riesgo tu seguridad ni la de tu familia y colegas.

Los distintos modelos de calefactores portátiles alcanzan diferentes rangos de temperatura y consumen distintos niveles de energía dependiendo de su potencia y tamaño, y la variedad de diseños en que están disponibles en el mercado los convierte en equipos funcionales que pueden aportar un toque distintito a la decoración de tus interiores. Toma esto en cuenta a la hora de realizar tus compras y consulta a un especialista que te ayude a elegir el que se adapte mejor a tus necesidades.

En Nakomsa Konfort Ambiental, contamos con un amplio catálogo de calefactores portátiles, además de otros sistemas de calefacción. Te invitamos a dejarnos tus datos a través de nuestro formulario de contacto, y si tienes alguna duda puedes llamarnos a cualquiera de nuestros números telefónicos para que uno de nuestros asesores te pueda atender y brindar toda la información que necesitas, recuerda que para nosotros lo más importante es tu satisfacción.

Complementa tu compra con: